Prepara tu piel para la playa con este peeling Salvaje! Sentirás tu piel de seda y el bronceado te durará más tiempo.  


Mezcla la misma cantidad de Manteca de Karité Salvaje BIO con Sal Marina en un grano que te resulte cómodo y  no te moleste al aplicar. (cuanto más pura y más rica en bioactivos muchísimo mejor). 

Para hacerlo más fácil puedes deshacer un poco la Manteca al Baño Maria sin llegar a fundirla del todo, nunca la sometas a más de 60 grados para que mantenga todas sus propiedades, añadir la sal, algún aceite esencial si te apetece y remover hasta que quede homogéneo.

Aplica la mezcla sobre la parte del cuerpo o rostro que desees frotando con suavidad. La sal exfoliará tu piel y retirará células muertas a la vez que la Manteca de Karité hidrata en profundidad y protege. Dedica unos minutos a percibir los efectos de los productos salvajes en tu piel y en tu estado de ánimo. Déjalo actuar y retira la sal con agua.

Tu piel ya estará super-hidratada pero puedes continuar con un masaje con manteca de karité pura, aromatizada o por qué no Aceite SuperHidratante de Baobab Salvaje y Aceites Esenciales.  Productos puros y de origen salvaje para la belleza y salud de tu piel.

Este ritual que también utilizamos en nuestro producto, Peeling del Saloum, proviene de una costumbre de Africa del Oeste de limpiar a los recién nacidos con este mezcla. Les limpia, mejora su circulación y los deja guapísimos y listos para ser presentados a la familia y al jefe de poblado.

Te sientes Naturalmente Salvaje? Seguro que sí. Disfrutálo.