Pies Salvajes

Autopedicura express. Llega el momento de enseñar los pies. Devuélveles su elasticidad y frescura.

 

Te indicamos un protocolo sencillo para nutrirlos y protegerlos. A cambio ellos  te llevarán donde tú quieras este verano.

 

  1. Si tienes muchas duricias y pieles muertas puedes  hacerte un pediluvio poniendo los pies en remojo  durante 15 minutos con agua tibia y un puñado de sal marina. Si llevas las uñas pintadas, retira los restos de esmalte. 
  2. Seca con suavidad
  3. Exfolia con una lima de pies, piedra pómez, cepillo, guante de crin según lo que dispongas y la dureza del pie
  4. Hazte un placentero masaje con Manteca de Karité o cualquiera de nuestras Mantecas de Tratamiento. Funde una cantidad similar a una almendra en la palma de la mano y extiéndela por el pie. Masajea desde la punta de los dedos hacia las pantorrillas dibujando círculos entreteníéndote un poco en cada dedo, tobillo, planta y empeine hasta llegar a las pantorrillas. Deja que tus manos intuitivamente masajeen el pie. Insiste en las zonas más resecas. No olvides uñas y cutículas.

Puedes repetir este automasaje cada día en el momento que te resulte más conveniente y la exfoliación una vez por semana.

Esperamos que lo disfrutes. Abrazos salvajes!

Deja un comentario