Cabello de Seda y Piel de Terciopelo tras las vacaciones

El mar, el sol, el cloro de las piscinas, el contacto intenso de zonas no acostumbradas a la intemperie,  la falta de tiempo o de nuestros productos habituales hacen que nuestro cabello y piel se resientan, resequen, pierdan color y presenten un aspecto dañado.

Te presentamos a tus dos aliadas para alargar tu bronceado, mantener una piel de terciopelo y un cabello de seda: la Manteca PIel Radiante y la Mascarilla Capilar. Este mes de Septiembre con un descuento Especial del 10% en nuestros puntos de venta o utilizando el cupón Septiembre2018 al finalizar el proceso de compra on.line. Tienes dudas? Apúntate a nuestro Webinar el próximo 12 de Septiembre a las 17.00h

 

 Ritual Cabello de Seda con la Mascarilla Capilar

  • Mascarilla Semanal
  • Cuidado en cada lavado

Ritual Piel de Seda con la Manteca PIel Radiante

  • Exfoliación Semanal
  • Nutrición e hidratación diaria

 

Ritual Cabello de Seda:

1. Mascarilla Semanal: Aplícate una mascarilla pre-lavado nutritiva en el cabello con la Mascarilla Capilar.  Funde una cantidad similar a una o dos almendras en la palma de la mano y aplícala de medios a puntas sobre el cabello seco o húmedo. Déjala actuar durante el máximo posible, mínimo 1 hora, óptimo toda la noche. Lava con champú ecológico

2. Tras cada lavado con tu champú ecológico. Funde una pequeña cantidad similar a una lenteja y extiéndela en las manos. Utilízala para dar forma al cabello. y eliminar el encrespamiento. Si tu cabello es rizado, acompaña a tus rizos con las palmas de las manos de abajo a arriba para potenciarlos y ganar volumen.

Visita a tu peluquero de confianza para que te asesore respecto al color, corte o cualquier otra duda.

Ritual Piel de Terciopelo:

1. Exfoliación semanal: Exfolia tu piel con mezclando una cucharada de postre de Manteca Piel Radiante con sal marina fina, azúcar o cualquier otro grano fino que tengas en casa. Si te gusta también puedes usar un cepillo corporal de fibras naturales, un guante de crin, una esponja lufa o tu almohadila depilatoria de microcristales. La exfoliación desintoxica y depura, libera líquidos retenidos, mejora la circulación sanguínea, arrastra células muertas, promueve la regeneración celular, prepara la piel para recibir nutrientes y tratamientos, alarga el bronceado y la mantiene suave y sedosa.

Extiende la mezcla sobre la piel del cuerpo con masajes rotatorios . Insiste en codos, rodillas y las zonas secas sin  sentir molestias ni agredir la piel en exceso.

2. Nutrición o hidratación diaria: Tras la ducha o baño sin acabar de secarte del todo y la piel ligeramente húmeda, funde una cantidad similar  a una almendra de la Manteca Piel Radiante y extiéndela por la piel de todo el cuerpo con un suave masaje superficial. Notarás una maravillosa sensación de elasticidad, tono iluminado y alargarás tu bronceado durante más tiempo.

En los Rituales Mencionados puedes sustituir o combinar las Mantecas por Aceite de Baobab, Moringa o Corporal Superhidratante si los tienes a mano o te apetecen.

Esperamos que disfrutes estos consejos